jueves, 15 de agosto de 2013

El nacimiento del IV Reich en Estrasburgo: el plan nazi para crear la Unión Europea

¿Milagro alemán? ¿Fórmulas mágicas para convertir nuevamente a Alemania en potencia mundial? ¿Unión Europea o una Europa alemana? ¿Amnistía y perdón para los criminales y cómplices del nazismo? ¿Capitales alemanes invaden el mundo? Todos estos y otros interrogantes comenzaron a tener respuesta en determninada fecha y un concreto lugar: 10 de Agosto de 1944 en Estrasburgo, Francia. La cúpula nazi reunida con los empresarios y banqueros afines al régimen para delinear la creación del IV Reich. Un imperio económico y no militar. Una fuerza que ya no sería sólo alemana, sino mundial...

Por Marcelo D. García para Historias Lado B.


Vieja postal con la imagen del Hotel La Maison Rouge, Estarsburgo, Francia.


La Conferencia de Estrasburgo.
10 de Agosto de 1944, Hotel La Maison Rouge, ciudad de Estrasburgo, principal ciudad y capital de la zona de Alsacia, Este de Francia. La "Crème de la crème" de la criminal cúpula nazi, representada por el SS Obergruppenführer Dr. Scheid, ha planificado una reunión (secreta por aquel entonces) con los máximos exponentes de la industria y los negocios de la Alemania del III Reich con el objetivo de "bajar línea" y comunicar los lineamientos de un plan tendiente a la recuperación de Alemania si es que la derrota se hacía inevitable en los campos de batalla. Previsión, talento y la suficiente habilidad para no sólamente tratar de salvar sus pellejos, sino también para dar inicio de manera formal al plan para que los alemanes puedan “volver al poder y trabajar por un imperio alemán fuerte”. Dicho de otro modo: se estaba gestando el nacimiento del IV Reich.
Las órdenes de Adolf Hitler, transmitidas con absoluta precisión a Martin Bormann, quien a su vez se las comunicó al emisario nazi en Estrasburgo, Dr. Sched, no dejaban lugar a dudas: El IV Reich sería un imperio económico y no uno militar como el anterior y además no debería limitarse a Alemania, sino que debería ser una red a nivel mundial.
El plan para la creación del IV Reich comprendía la expansión económica e industrial alemana mediante la creación de "empresas pantalla" o bien la instalación de las grandes empresas alemanas en diferentes partes del mundo. La triangulación del dinero haciéndolo pasar por la "siempre neutral" Suiza era parte más que importante del plan.
La nueva expansión de Alemania por el mundo mediante sus empresas e inversiones millonarias se llevaría a cabo sin pausa hasta que las condiciones resultaran "nuevamente favorables" y que eso genere el regreso a Alemania para retomar el control en el país. De eso se trataba (y se trata) la idea del IV Reich. Y eso fue precisamente lo que ha sucedido. Como más que clara muestra del éxito, la efectividad  y la precisión de esa estructura comercial e industrial alemana en el exterior allí está la inusitada rapidez con la que la economía de Alemania se recuperó después de 1945, año en el que prácticamente no había quedado ladrillo sobre ladrillo en suelo alemán.
Para completar el plan perfecto orquestado por Hitler, en conjunto con los empresarios y banqueros afectos al nazismo, tras la supuesta (y más que previsible por entonces) derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial; los mismos empresarios, banqueros y (por supuesto) ministros nazis regresarían a la Alemania de posguerra "convertidos" en "relucientes demócratas" para ocupar nuevamente cargos de jerarquía e importancia en el país que oficialmente era la continuación legal de la Alemania del III Reich: la República Federal de Alemania (1). Todos trabajaron por igual para finalmente lograr la integración política, industrial y económica de Alemania en Europa tras la guerra, vale decir; lograr una "Europa alemana",algo que no resulta tan extraño hoy en día a la luz de los hechos. Para eso se necesitaba, claro está, una férrea unión de Europa...


El nacimiento del IV Reich.


Los asistentes al nacimiento del IV Reich.
En la reunión llevada a cabo en el Hotel La Maison Rouge estuvieron presentes Fritz Thyssen, magnate y fundador del Grupo Thyssen; Georg von Schnitzler, presidente de la IG-Farben (2); Gustav Krupp propietario de la AEG y Siemens; Kurt von Schroeder, banquero y financiero (el banquero de Hitler); Emil Kirdorf, magnate del carbón y del acero (industrias fundamentales por aquellos años); Hjalmar Schacht (importante financista de Hitler) ; y también asistieron algunos representantes de las empresas estatales Volkswagen y Messerschmitt. Asimismo participaron en la reunión funcionarios de la Armada y del Ministerio de Armamento del III Reich.
La reunión, o Conferencia, en Estrasburgo tuvo una prioridad e importancia inusitada para la cúpula del III Reich y sus diferentes socios y así las cosas fue el mismísimo conductor de aquel encuentro, el Dr. Scheid, quien se encargó oportunamente de "tranquilizar" a los presentes y animarlos a que aportaran lo suyo y hablaran sin mordaza (algo extraño viniendo de los nazis) para que todo lo referido a la operatoria del plan sea debidamente explicado y aclarado. Cada rincón del Hotel La Maison Rouge fue debidamente requisado, la seguridad interna comprobó la inexistencia de micrófonos ocultos y se ordenó que los guardias de las SS encargados de proteger las instalaciones y el salón de conferencias se retiraran del lugar en el momento en que se daba inicio a las conversaciones entre los jerarcas nazis y los empresarios y banqueros afines.
Dijo Scheid en aquel momento: "Se deben tomar medidas en previsión para una campaña comercial posterior a la guerra. Hagan contactos y alianzas con empresas extranjeras, pero ésto debe hacerse de forma individual y sin levantar la menor sospecha".
Además era de vital importancia aplicar los beneficios de las empresas alemanas que ya tenían como fachada alianzas económicas en el extranjero, había dicho Scheid, citando a los socios americanos del gigante del acero Krupp, así como de Leica Zeiss y de la compañía Hamburg-America Line. Nada podría (ni iba a) quedar librado al azar o a inconvenientes inesperados.

Fritz Thyssen y sus contactos nazis con Hitler y Goering

Georg von Schnitzler en los Juicios de Nuremberg


Las bases tendientes al nacimiento del IV Reich no se limitaron a bajar línea de manera exclusiva en lo referente a industria y negocios, sino que también contemplaron (y vaya si lo han hecho) la creación de un sistema de protección para los altos mandos de las SS y para otros jerarcas y funcionarios del régimen nazi. Por iniciativa de uno de los represnetantes del Ministerio de Armamento del III Reich, el Dr. Bosse, se solicitó dar formal inicio a las actividades del grupo "Organisation der Ehemaligen SS-Angehörigen" (Organización de Antiguos Miembros de la SS). Así nacía la Organización ODESSA (3). Las actividades de la Organización de Antiguos Miembros de la SS deberían ser secretas y los detalles unicamente serían conocidos por los propios beneficiados, los agentes involucrados en las operaciones y los contactos internacionales. Una perfecta red de escape y de organización en el exterior con miras al nacimiento del IV Reich.
Cada una de las oficinas repartidas entre las distintas “empresas pantalla” disponía, como mínimo de un agente. La idea original (cosa que efectivamente se ha llegado a concretar) de esta operación era la de devolver a Alemania la suficiente fortaleza y poderío en diferentes ámbitos como para volver a tomar el control de su destino con un partido nazi "muy renovado". Por su parte, a los empresarios convocados a la Conferencia de Estarsburgo, se les prometieron compensaciones económicas y garantías sobre las concesiones estatales y todo ello a través de los fondos que se iban ingresando en las cuentas del Banco Nacional de Suiza principalmente en Zúrich.
El gobierno de Suiza y, en especial, su banca aceptaron incondicionalmente el oro que, a pesar de su procedencia fraudulenta o dudosa, los nazis depositaban en los bancos. Ese oro procedía fundamentalmente de las diferentes tesorerías y bancos de los países ocupados por los nazis y de los activos y títulos de propiedad expropiados (principal aunque no unicamente) a los judíos de Alemania como del resto de los países que estaban bajo el yugo del Nacional Socialismo. Como contrapartida, Suiza, entregaba divisas a los nazis con las que podían luego efectuar las transacciones comerciales producto de la guerra.
Alemania debía salir al mundo, llevar sus empresas a otros países, instalarlas, dar trabajo, generar ganancias millonarias y así seguir generando una cadena de dinero y poder que luego regresarían a su "Fatherland"...
El plan era perfecto. El plan ya estaba en marcha.


 
Gustav Krupp con Adolf Hitler y Heinrich Himmler

 Hjalmar Schacht y Emil Kirdorf, también con Hitler


Los hechos que se venían sucediendo lograron poner en alerta a los nazis: los Aliados copaban Normandía por el Oeste, el ejército soviético penetraba violentamente por el Este y como si todo aquello no fuese suficiente, Adolf Hitler había sido víctima de un atentado en la Guarida del Lobo, Prusia Oriental (Polonia) el 20 de Julio de 1944. Lo que nunca antes había pasado por la mente de los nazis, en ese momento se estaba comenzando a materializar: la derrota y el desastre eran perfectamente posibles. Había que actuar en consecuencia y así lo hicieron.

La puesta en práctica de toda esa estructura de escape y poder no era nada sencillo, por lo cual quien manejara los hilos debía ser alguien de innegable e indudable afinidad al régimen nazi. El encargado de la "logística" de todo lo planificado y comunicado en la Conferencia de Estarsburgo fue Otto Ohlendorf, comandante del SS Einsatzgruppe D en el frente oriental entre 1941 y 1942siendo responsable directo del asesinato de más de 90.000 personas entre hombres, mujeres y niños. Tenía un alto nivel de preparación académica, era un hombre culto, abogado y muy capaz economista, simplemente preocupado por los efectos psicológicos que podían derivar a sus hombres de los pelotones de exterminio, le llevó a aceptar un cargo en el Ministerio de Economía donde se centró, especialmente, en el comercio de exportación preservando e incrementando la enorme riqueza acumulada por las SS. Era el hombre ideal para eso.
Ohlendorf, culpable, condenado y ahorcado tras los juicios de Nuremberg, sentía gran estima por su colega, el economista Ludwig Erhard quien había realizado un estudio sobre la larga transición económica sobre una economía de posguerra como le podía suceder a Alemania si llegaba a salir derrotada de la contienda mundial. Ohlendorf, que también había sido Jefe de la SD, la policía nazi encargada de la seguridad interior, protegía a Erhard al mismo tiempo que él era un protegido de Heinrich Himmler, Reichfhürer de las SS.

Exito Nazi: la semilla germinal de la Unión Europea.
Tanto Otto Ohlendorf como su colega Ludwig Erhard temían que la super inflación hiciera nuevamente estragos en la Alemania de posguerra, tal como había sucedido tras la Primera Guerra Mundial y rápidamente concluyeron que la estabilidad alemana tras la contienda sólo sería posible mediante la "unidad monetaria". Eso no sería sencillo de concretar ya que con una (por entonces hipotética) Alemania derrotada, no serían precisamente los alemanes quienes estuvieran en una buena posición para imponer condiciones.
Los Aliados, supuestos enemigos de Alemania, se encargaron de dar luz verde a la renacida y transformada Alemania. En 1948 se inició la era del Marco Alemán, gracias a la inpensada ayuda de las potencias ocupantes, que de ese modo le daban a Alemania una nueva moneda absolutamente estable y de paso la convertían nuevamente en un muy interesante socio económico. Con esa moneda estable y con los frutos derivados de lo acordado en la Conferencia de Estarsburgo, Alemania volvería paulatinamente a transformarse en líder de Europa. ¿Y del mundo?


Ludwig Erhard


Los destrozos que la guerra había provocado en Alemania, sin embargo, eran un impedimento para que la maltrecha industria germana pudiera expandirse y dar respuestas nuevamente, de manera que fue el mismísimo Ludwig Erhard quien orquestó un plan que tendría sus consecuencias en Europa (y el mundo) hasta llegar a la concreta realidad de nuestros días. Ludwig Erhard pensó por aquel entonces en lo que se puede llamar "Supranacionalidad": entregar voluntariamente la soberanía nacional alemana a un Organismo Internacional...Europa unida por un Organismo Internacional...

Creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero.
La Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) (4) surgió fruto de la tarea conjunta de la Alemania de posguerra y Francia, ese fue el primer paso de esa unión. Fue la primera organización supranacional integrada por seis países de Europa. La CECA se encargó desde su creación, en 1951, de regular el mercado común de carbón y acero en Europa. La Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) ha sido sin lugar a dudas el primigenio feto de la actual Unión Europea.
Pero había un "pequeño" inconveniente en el camino de esa recién nacida Unión Europea: se hacía necesario el "perdón" y la limpieza del prontuario de todos y cada uno de los industriales y banqueros nazis que se habían relacionado con Hitler durante la guerra y la resolución del tema fue más sencilla de lo que se podría llegar a imaginar. John McCloy, Alto Comisionado Norteamericano para Alemania, dictó una amnistía general para los "nazis convertidos" y de ese modo se los habilitó nuevamente ante la sociedad. Sucedió en el año 1957.


 
John McCloy (izq.) y Friedrich Flick juzgado en Nuremberg


Los casos más resonantes y dos de los beneficiados por aquella amnistía Aliada han sido Alfred Krupp, de las Industrias Krupp y Friedrich Flick, cuyo Grupo Flick  tenía un 40% de participación en la empresa Daimler-Benz. Ambos fueron liberados de la cárcel tras cumplir condenas de apenas tres años desde su detención. En los antecedentes "borrados de un plumazo" por la "justicia Aliada" se encontraba el uso y abuso de mano de obra esclava (prisioneros de guerra y cautivos judíos y comunistas, entre otros) en sus empresas.
La empresa de Alfred Krupp se convirtió en uno de los gigantes indiscutidos de la industria alemana, mientras que Friedrich Flick (participante accionario de la Daimler-Benz, de la cual no hace falta aportar ningún otro dato) jamás mostró arrepentimiento y se rehusó a pagar ni un solo marco alemán en concepto de indeminaciones a víctimas hasta el mismísimo instante de su muerte en 1972. Si sirve de ejemplo para ilustrar el éxito del plan trazado por los nazis en Estrasburgo en 1944, tan sólo basta recordar que Flick dejó a sus herederos una fortuna estimada en más de 1000 millones de dólares actuales.


El legado nazi: una Europa alemana.

 Hermann Abs

Dijo alguna vez Hermann Abs, el banquero más poderoso de la Alemania de posguerra:
“La continuidad económica de Alemania y del resto de países de la Europa de la posguerra es sorprendente. Algunas de los principales protagonistas de este milagro económico que derivó en la construcción de la Unión Europea eran antiguos miembros del partido nazi”.

Hermann Abs es uno de los principales protagonistas de la reconstrucción de la Alemania de la posguerra y, en gran parte gracias a él, del Mercado Común, antecedente de la Unión Europea al haber creado en 1946 junto a un grupo de la élite intelectual la Liga Europea de Cooperación Económica que ayudada, en un principio, por el Plan Marshall con sus fondos de reconstrucción supo salir adelante y convertirse en el nuevo modelo europeo a partir de 1948. Alemania le enseñaba nuevamente el camino a Europa...
Cuando Konrad Adenauer, primer canciller de la República Federal de Alemania después de la Segunda Guerra Mundial llegó al poder en el año 1949, Hermann Abs fue su asesor financiero más importante.

En 1957, los seis miembros de la CECA firmaron finalmente el "Tratado de Roma", que estableció el nacimiento y fundación de la "Comunidad Económica Europea" (5). Fue el tratado sobre comercio más liberal y que creó en Europa instituciones supranacionales cada vez más potentes, incluido el Parlamento Europeo (6) y la Comisión Europea (7). Pero el famoso "milagro económico alemán", tan vital para la idea de una nueva Europa, fue construido sobre las bases del asesinato en masa, sobre el crimen organizado y la ilegalidad "legalizada" de los nazis en Alemania. El número de esclavos, prisioneros de guerra y trabajadores forzados que murió mientras eran sistemáticamente "empleados" por las empresas alemanas de la época nazi fue de 2.700.000 personas. Llegaron a concretarse algunos (pocos) pagos en concepto de indemnización pero la industria alemana acordó una solución definitiva y global hasta el año 2000, con un fondo de compensación de 3 mil millones de libras. No hubo admisión de responsabilidad legal alguna y la retribución individual fue absolutamente insignificante. Un trabajador esclavo recibiría 15.000 marcos alemanes, un trabajador forzoso 5.000. Cualquier solicitante que aceptara el acuerdo tuvo que comprometerse a no iniciar ninguna acción legal.

Los nazis ganaron la guerra, pero no en los campos de batalla.
El IV Reich existe, es una concreta realidad. La Unión Europea (8) es la más contundente demostración. Todo dicho.

Marcelo D. García
Historias Lado B



Referencias:
(1): La Alemania Occidental, Alemania del Oeste o Alemania Federal (en alemán: Bundesrepublik Deutschland, Westdeutschland o West-Deutschland) fue el nombre extraoficial con el cual era conocida la actual República Federal de Alemania (RFA) durante la Guerra Fría y desde su fundación, en 1949, hasta la reunificación alemana, en 1990, cuando la Alemania Oriental se disolvió y sus territorios pasaron a formar parte de la RFA, poniendo fin a cuarenta años de división. A partir de entonces la RFA es conocida extraoficialmente como Alemania.
(2): IG Farbenindustrie AG (versión corta de Interessen-Gemeinschaft Farbenindustrie AG, "grupo de empresas de la industria colorante", también llamado I.G. Farbenfabriken) fue un conglomerado alemán de compañías químicas. Fue fundado el 25 de diciembre de 1925 como una fusión de las compañias BASF, Bayer, Hoechst (incluyendo Cassella y Chemische Fabrik Kalle), Agfa, Chemische Fabrik Griesheim-Elektron y Chemische Fabrik vorm. Weiler Ter Meer, aunque las compañías más importantes que lo formaron habían estado trabajando juntas desde la Primera Guerra Mundial. La compañía fue fundada por Carl Duisberg y Hermann Hummel.1 El edificio IG Farben, oficina central del conglomerado en Fráncfort del Meno, Alemania, fue completado en 1931. Inicialmente, muchas de estas compañías producían colorantes, pero pronto comenzaron a investigar otras áreas de la química, manteniendo un cuasi monopolio sobre la producción química. Durante la Alemania Nazi, comenzaron a producir el gas Zyklon B, veneno que era comúnmente usado en la época para espulgar. Durante el Holocausto, este gas fue usado como agente letal en las cámaras de gas de los campos de exterminio. El conglomerado fue disuelto después de la Segunda Guerra Mundial por decisión de los Aliados debido al trabajo esclavo utilizado en los procesos de fabricación. 
(3): ODESSA (del alemán: Organisation der ehemaligen SS-Angehörigen: Organización de Antiguos Miembros de la SS) fue una red de colaboración secreta desarrollada por grupos nazis para ayudar a escapar a miembros de la SS desde Alemania a otros países donde estuviesen a salvo, particularmente a Sudamérica. La organización fue utilizada por el novelista Frederick Forsyth en su obra, basada en hechos reales, The Odessa File, de 1972, lo que le dio una gran repercusión mediática. Por otro lado, el mayor investigador, perseguidor y encargado de informar sobre la existencia y misión de esta organización fue Simon Wiesenthal, un judío austríaco sobreviviente del Holocausto, quien se dedicó a localizar ex-nazis para llevarlos a juicio.
(4): La Comunidad Europea del Carbón y del Acero o CECA fue una entidad supranacional del ámbito europeo que regulaba los sectores del carbón y del acero de los estados miembros. Fue promovida y alentada desde 1950 por los franceses Robert Schuman, entonces ministro de Relaciones Exteriores de Francia, y Jean Monnet, negociador designado por el gobierno francés y más tarde primer presidente de la Alta Autoridad (organismo rector) del CECA, a quien se le atribuyó, por su perseverancia y sentido diplomático, finalmente la paternidad de la Comunidad[cita requerida] que fue el antecedente directo de la Europa de los Seis: Francia, Alemania Occidental, Italia, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos cuya unión se pactó en 1957 mediante el Tratado de Roma. 
(5): La Comunidad Económica Europea (CEE) fue una organización internacional creada mediante la firma del Tratado de Roma el 25 de marzo de 1957, por algunos países europeos, con la finalidad de crear un mercado común. Los Estados signatarios fueron Francia, Italia, Alemania (por ese entonces, sólo la República Federal Alemana, no la República Democrática Alemana) y los tres países del Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo). El tratado establecía un mercado y aranceles externos comunes, una política conjunta para la agricultura, políticas comunes para el movimiento de la mano de obra y los transportes, y fundaba instituciones comunes para el desarrollo económico. Estas instituciones, posteriormente, en el año 1965, se fusionaran con las instituciones de la CECA y las de la EURATOM, gracias al Tratado de Roma (o Tratado de Bruselas). La CEE fue la más famosa de las tres Comunidades Europeas, y después del Tratado de Maastricht (o TUE) se le cambió el nombre a Comunidad Europea (CE). También en el Tratado de Maastricht se creó oficialmente la Unión Europea. Tras la creación de la Unión Europea, la CE (antigua CEE) pasó a formar parte del primero de los tres Pilares de la Unión Europea. Se unen en 1973 Reino Unido, Irlanda y Dinamarca. En 1981 se adhesiona Grecia y en 1986 España y Portugal. En 1995 entran Austria,Suecia y Finlandia. 
(6): El Parlamento Europeo (PE; coloquialmente también Europarlamento o Eurocámara) es la institución parlamentaria que en la Unión Europea (UE) representa directamente a los ciudadanos de la Unión y que junto con la Comisión Europea y el Consejo de la Unión Europea ejerce la función legislativa. Descrito como uno de los legisladores más poderosos del mundo, el Parlamento Europeo está compuesto por 754 diputados que representan al segundo mayor electorado democrático del mundo (tras el Parlamento de la India) y el mayor electorado transnacional (375 millones de votantes en el año 2009).Además, es la única institución elegida directamente por los ciudadanos en la Unión Europea.Ha sido elegido por sufragio universal, directo y secreto cada cinco años desde 1979. Sin embargo, la participación en las elecciones europeas ha caído consecutivamente en cada votación desde esa fecha, y ha estado por debajo del 50% desde 1999. En las últimas elecciones de 2009, el porcentaje de votantes se situó en el 43% de los ciudadanos europeos con derecho, oscilando entre el 90% en Estados miembros como Luxemburgo y Bélgica (donde el voto es obligatorio) y el 20% en Eslovaquia. La participación fue inferior al 50% en 18 de los 27 Estados miembros. El Parlamento es considerado la "primera institución" de la Unión Europea: es mencionado en primer lugar en los tratados y su Presidente tiene preferencia protocolaria sobre todas las demás autoridades a nivel europeo. Comparte con el Consejo la competencia legislativa y presupuestaria, teniendo el control sobre el presupuesto de la Unión Europea. La Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la Unión, es responsable ante el Parlamento. En concreto, el Parlamento Europeo elige al Presidente de la Comisión, aprueba (o rechaza) la designación de la Comisión en su conjunto, e incluso le puede destituirla como órgano presentando una moción de censura. El actual Presidente del Parlamento Europeo es el socialdemócrata Martin Schulz que fue elegido en enero de 2012 y que preside una cámara compuesta por una gran variedad de partidos asociados en grupos. Los dos principales grupos del Parlamento Europeo (juntos poseen el 61% de los escaños) son el Grupo del Partido Popular Europeo y el Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas. Desde la fundación del Parlamento en 1952, sus competencias fueron ampliadas varias veces, sobre todo a través del Tratado de Maastricht en 1992 y por el reciente Tratado de Lisboa en 2007. El Parlamento Europeo tiene dos lugares de reunión: el Edificio Louise Weiss en Estrasburgo, Francia; en el que tienen lugar doce sesiones plenarias de cuatro días al año y es la sede oficial del Parlamento, y el complejo de edificios del Espacio Léopold en Bruselas, Bélgica, que es el mayor de los dos y sirve para las reuniones de los comités, los grupos políticos y las sesiones plenarias complementarias. La Secretaría General del Parlamento Europeo por su parte, el cuerpo administrativo, tiene su sede en Luxemburgo.
(7): La Comisión Europea es el órgano ejecutivo de la Unión Europea encargado de proponer la legislación, la aplicación de las decisiones, la defensa de los tratados de la Unión y del día a día de la UE. La Comisión actúa como un gabinete de gobierno, con los 27 miembros de la comisión. Hay un representante por cada Estado miembro, aunque los miembros están obligados a representar los intereses de la UE en su conjunto en lugar de su estado natal. Uno de los 27 es el Presidente de la Comisión (en 2013 José Manuel Durão Barroso), propuesto por el Consejo Europeo y elegido por el Parlamento Europeo. El Consejo nombra a los otros 26 miembros de la Comisión, de acuerdo con el Presidente designado, a continuación, los 27 miembros como un solo cuerpo están sometidos a una votación de aprobación por parte del Parlamento Europeo. La primera Comisión Barroso asumió el cargo a finales de 2004 y su sucesor, bajo el mismo Presidente, asumió el cargo en 2010. El término "Comisión" puede designar dos realidades no estrictamente idénticas. Así, puede hacer referencia, por una parte, al conjunto de miembros que la componen en sentido estricto, y que, constituidos en un Colegio de Comisarios, son los depositarios formales de sus poderes; por otra, al conjunto administrativo que los asiste, y que engloba a una oficina ejecutiva compuesta por más de 38 000 funcionarios. Este artículo empleará, preferentemente, el término en el primer sentido institucional apuntado, sin perjuicio de referir la actividad de la administración que dirige y en que se sostiene. 
(8): La Unión Europea (UE) es una comunidad política de Derecho constituida en régimen de organización internacional, sui generis, nacida para propiciar y acoger la integración y gobernanza en común de los estados y los pueblos de Europa. Está compuesta por veintiocho estados europeos y fue establecida con la entrada en vigor del Tratado de la Unión Europea (TUE), el 1 de noviembre de 1993.

Fuentes de consulta:
- http://ar.globedia.com
- "Hitler ganó la guerra" (Walter Graziano - Editorial Sudamericana - 2007)
- "Los secretos de Hitler" (Abel Basti - Editorial Sudamericana - 2011)

1 comentario: